Martes, 24 Octubre, 2017


Cuba: Las medidas de Trump afectarán también al sector privado

Federico Mansilla | Junio 20, 2017, 01:40

Se trata de la primera comparecencia de un miembro del Gobierno cubano tras el anuncio de Trump, quien el viernes firmó una orden ejecutiva para limitar los viajes de estadounidenses a la isla y los negocios con empresas relacionadas con el Ejército de la isla, dando así marcha atrás al proceso de "deshielo" iniciado durante el mandato de su antecesor, Barack Obama.

Los cambios anunciados hoy no entrarán en vigor hasta dentro de varios meses, cuando los Departamentos del Tesoro y del Comercio aprueban las nuevas restricciones.

Aunque no quedó claro si permanecerán en pie tras este anuncio, ambas naciones firmaron más de 20 acuerdos en disímiles sectores, incluido el tráfico de personas, seguridad y prevención del terrorismo. Luego emplazó al gobierno estadounidense a desmentir las citadas pruebas.

El escenario de acoso estadounidense es la esencia del día a día en Cuba desde que Fidel Castro, fallecido el pasado 25 de noviembre, entró triunfante a La Habana en enero de 1959 luego de una guerra de guerrillas de más de dos años.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, afirmó a Efe que los anuncios de Trump le llenan "de regocijo" y beneficiarán a la sociedad civil cubana porque "el dinero que reciben producto de los negocios con las Fuerzas Armadas es para reprimir y no para mejorar la vida del pueblo de Cuba".

Asimismo, condenó la manipulación política y la falta de autoridad moral del Presidente norteamericano para dar lecciones sobre derechos humanos y democracia.

El texto aludía al senador republicano Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart, quienes este viernes acompañaron al mandatario durante el mitin en Miami, epicentro del exilio cubano, en el que desveló las nuevas políticas hacia Cuba.

"No hay duda de que la historia obligará a un presidente de Estados Unidos a levantar el bloqueo y a normalizar las relaciones con Cuba, y tendremos la paciencia y trabajaremos hasta que eso ocurra", dijo. "Para nosotros la normalización tiene que pasar por eliminar el bloqueo económico, devolver el territorio ocupado por la base naval de Guantánamo, la no injerencia en los asuntos internos, entre otros temas" dijo Suárez.

La nueva política prohíbe la mayoría de las transacciones comerciales de Estados Unidos con el Grupo de Administración Empresarial (GAESA) -un conglomerado militar involucrado en todos los sectores de la economía-, pero con algunas excepciones, como viajes aéreos y marítimos, según funcionarios estadounidenses, lo que protegerá a aerolíneas y cruceros. La Habana está convencida de que Miami y Washington le oxigenan para mostrarse como plaza sitiada.

Las medidas contra Cuba son parte del esquema de las relaciones de Estados Unidos con los pueblos libres del mundo, donde la política del garrote prevalece sobre el respeto mutuo, la cooperación y la autodeterminación, con el objetivo de garantizar el control de los recursos naturales para intentar salvar su agónico sistema capitalista.

¡Su registro se ha realizado de forma exitosa!