Jueves, 19 Octubre, 2017


Conozca los cambios de la política estadounidense respecto a Cuba

Orlondo Matamoros | Junio 20, 2017, 00:00

"Nosotros restringiremos fuertemente los dólares que vayan al ejército cubano, aplicaremos la prohibición sobre el turismo, ejerceremos el embargo y aprobaremos medidas concretas para asegurar que las inversiones vayan directamente al pueblo, y así puedan abrirse inversiones privadas y el pueblo cubano pueda construir un camino democrático", aseguró Trump.

"Ustedes votaron por mi, y aquí estoy como lo prometí".

Además, Trump dijo que para su país es mejor tener libertad en Cuba y Venezuela y acusó a la isla de incentivar el "caos" en el país petrolero.

El presidente denunció que la isla está controlada por la "misma gente que mató a decenas de miles de sus ciudadanos".

"Es difícil pensar en una política con menos sentido que la del gobierno anterior -terrible y desencaminada- hacia el régimen de Castro", dijo Trump en Miami, mencionando la falta de concesiones de La Habana en materia de derechos humanos. Mientras, los presentes gritaban: "Trump sí, Castro no".

El republicano denunció el "pacto" del gobierno de Obama.

- El Gobierno estadounidense deberá revisar las regulaciones de todas las categorías autorizadas de viaje a Cuba.

Durante un consejo de ministros, el mandatario nacional repudió que Trump pretenda recrudecer el bloque económico y financiero contra la isla y añadió que esto se debe a la llegada de lo extremistas al poder en Estados Unidos.

Donald Trump ha anunciado un endurecimiento de la política estadounidense hacia Cuba y ha cancelado el acuerdo firmado por su antecesor Barack Obama.

Desde ese histórico anuncio de 2014, los dos países restablecieron sus relaciones diplomáticas, y Washington avanzó en el progresivo desmonte de normas administrativas para permitir un incipiente flujo de intercambio comercial y abrió las puertas a que estadounidenses puedan ir de vacaciones a Cuba.

La nueva política limita las actividades económicas con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

La nueva política prohíbe la mayoría de las transacciones comerciales de Estados Unidos con el Grupo de Administración Empresarial (GAESA) -un conglomerado militar involucrado en todos los sectores de la economía-, pero con algunas excepciones, como viajes aéreos y marítimos, según funcionarios estadounidenses, lo que protegerá a aerolíneas y cruceros.