Lunes, 21 Agosto, 2017


Aumentan a 63 los fallecidos en incendio en el centro de Portugal

Orlondo Matamoros | Junio 20, 2017, 10:56

18 de junio de 2017, 13:13Lisboa, 18 jun (PL) Las autoridades de Portugal usan hoy todos los medios a su disposición para combatir el letal incendio forestal que desde este sábado ya causó la muerte de 62 personas, una cifra que se prevé podría aumentar.

La ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa informó que las 64 víctimas mortales ya han sido identificadas 24 mientras que el número oficial de muertos fue actualizado por un teniente de la Guardia Nacional Republicana (GNR).

El presidente de la Liga de los Bomberos portugueses, Jaime Marta Soares, ya había confirmado una nueva víctima mortal, un bombero de 40 años que estaba hospitalizado en estado muy grave, tras intentar salvar a varios civiles atrapados en un vehículo en llamas.

El Gobierno de Costa Rica se solidarizó hoy con Portugal por las víctimas y daños causados por un incendio forestal que comenzó el sábado en el término municipal de Pedrógão Grande, en el distrito de Leiria.

El propio Gomes reconoció en las primeras horas que el fuego se propagó de una forma "que no tiene explicación", aunque la Policía Judicial (PJ) ha descartado cualquier intencionalidad y ha apuntado al impacto de un rayo contra un árbol como la causa más probable del incendio, según dijeron fuentes de ese cuerpo a Efe. "No permiten que los medios aéreos, especialmente los internacionales puedan actuar en nuestro operativo", ha señalado Oliveira. 'Es una tragedia como no se recuerda' en la historia de la nación lusa, añadió Costa sobre el incendio, cuyo lugar de origen es una zona del centro del país, en la cual abundan las aldeas pequeñas y separadas entre sí, así como enormes llanuras por las que atraviesan varias carreteras nacionales.

La peor escena se vivió en una carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria, donde 30 personas, entre ellas "familias enteras", según Gomes, perecieron en sus coches.