Miércoles, 13 Diciembre, 2017


Tillerson cancela visita a México

Alejandro Castrejon | Junio 19, 2017, 11:22

El paradisiaco y otrora apacible Cancún, escenario hoy de recurrentes actos de violencia resultado, a decir de autoridades, del enfrentamiento entre cárteles del crimen organizado "que se disputan la plaza...", albergará esta semana, entre lunes y miércoles para ser más exactos, los trabajos de la 47 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que los especialistas prevén "explosiva"...

La visita de Tillerson se tenía prevista para el lunes 19 de junio en Cancún, porque iba a presidir la delegación estadounidense en la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Rodríguez presentará batalla con un amplio equipo y varios ases en la manga, entre ellos, una posible propuesta de resolución sobre un asunto muy espinoso para el país anfitrión: el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa (Guerrero) en 2014.

La canciller, denunció que existe un "plan intervencionista" contra el Gobierno de Nicolás Maduro que estaría liderado por Estados Unidos y se ejecutaría a través de gobiernos "de la derecha" y de la OEA, reseñó EFE.

Los países de la OEA elegirán a tres nuevos comisionados de la CIDH para el periodo 2018-2021 de entre seis candidatos de Argentina, Uruguay, México, Brasil, Chile y EEUU.

Y en lo que toca a Bolivia, país cuyo modelo político actual se incubó también en los laboratorios del agónico Socialismo del Siglo XXI, la situación de Venezuela no puede limitarse ni a la mirada indiferente de sus ciudadanos ni a la inopinada lealtad de sus gobernantes hacia el régimen de Maduro.

Para esa votación, confían en contar con al menos 4 países del Caribe, como ha ocurrido en otras anteriores.

"No estamos hablando de una intervención ingerencista como pretenden manipular el gobierno la situación, sino una intervención del punto de vista de hermandad tal vez de los pueblos de América para que se solucione el problema", dijo mientras se manifestaba en el aeropuerto Juan Trull, uno de los voceros de la comunidad venezolana en Cancún, estimada en unas 1.000 personas.

El borrador propone un cronograma electoral claro, la liberación de presos por razones políticas, el respeto de la separación de poderes y la aceptación de asistencia humanitaria a la población para paliar la escasez de alimentos y medicinas.