Lunes, 11 Diciembre, 2017


Senadores de EE.UU. lamentan retroceso en política hacia Cuba

Orlondo Matamoros | Junio 19, 2017, 08:58

La líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi calificó el anuncio sobre Cuba como "una política que mata empleos y asfixia los vitales y crecientes vínculos comerciales entre Estados Unidos y Cuba". La restricción no concierne a los cubano-estadounidenses, que podrán visitar a sus familias en Cuba, así como enviarles remesas.

El sitio digital Radio Habana Cuba indica en una nota que el gobierno de Canadá seguirá trabajando con Cuba en beneficio mutuo.

Este viernes, el magnate impuso duras limitaciones para los estadounidenses que viajan a Cuba y restricciones para las empresas que hacen negocios con las fuerzas armadas en la isla.

Sin embargo, Trump cumplió hoy en Miami con una de sus promesas electorales y dio un giro a la política de su país respecto a Cuba, respaldando de forma expresa el embargo que Estados Unidos mantiene sobre la isla y endureciendo los requisitos para que los estadounidenses puedan viajar a Cuba. "Es un retroceso de 30 años en la construcción de políticas diplomáticas", dijo a la multi estatal Telesur.

A la espera de una reacción del gobierno cubano, el diario oficial Granma marcó la pauta el viernes y lamentó que Trump haya optado por "un regreso a la Guerra Fría". Así dice el rotativo, "este es el más reciente intento de Trump de revertir parte del legado presidencial de Obama".

Dijo que junto a la canciller, Delcy Rodríguez, "buscarán" el "apoyo internacional" hacia el pueblo cubano.

Además, pidió al gobierno cubano que "ponga fin al abuso hacia la disidencia" y dijo que solo en ese contexto -la liberación de los políticos presos, la legalización de todos los partidos políticos y la celebración de elecciones supervisadas y libres- estará dispuesto a sentarse a negociar un mejor acuerdo con el gobierno de la isla.

En su lugar, el Presidente estadounidense, otra vez mal asesorado, toma decisiones que favorecen los intereses políticos de una minoría extremista de origen cubano del estado de Florida, que por motivaciones mezquinas no desiste de su pretensión de castigar a Cuba y a su pueblo, por ejercer el derecho legítimo y soberano de ser libre y haber tomado las riendas de su propio destino.

Poco después de que el mandatario anunciara desde la ciudad de Miami la regresión de algunas medidas adoptadas por la administración previa en un proceso de acercamiento a la isla, el senador republicano por Arkansas John Boozman consideró que la medida fue un paso atrás.

El mandatario estadounidense justificó esta política con supuestas preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y la necesidad de aplicar rigurosamente las leyes del bloqueo, condicionando su levantamiento, así como cualquier mejoría en las relaciones bilaterales, a que nuestro país realice cambios inherentes a su ordenamiento constitucional.