Viernes, 15 Diciembre, 2017


Rusia amenaza con atacar aviones de Estados Unidos y aliados en Siria

Federico Mansilla | Junio 19, 2017, 17:06

La confrontación aérea y terrestre representa una nueva escalada entre las fuerzas que apoyan al presidente Bashar al-Assad de Siria y los Estados Unidos, que ha dirigido la campaña militar en Siria e Irak contra el Estado islámico.

Estas hostilidades coincidieron con el derribo de una avión de la fuerza aérea nacional por parte de la coalición, encabezada por EEUU y que respalda a las FSD.

El Ministerio de Defensa de Rusia advirtió de que tratará como objetivos de ataque a aviones de la coalición liderada por Estados Unidos en Siria, después de que las fuerzas militares estadounidenses derribaron un avión de la Fuerza Aérea de Siria el domingo 18 de junio.

Este suceso estuvo acompañado del estallido de combates entre las fuerzas gubernamentales sirias y las FSD en áreas del suroeste de la provincia de Al Tabqa que cesaron hoy, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El ministerio de Defensa ruso anunció por otra parte la suspensión del canal de comunicación establecido con el Pentágono para impedir las colisiones aéreas, tras la destrucción el domingo de un aparato del ejército sirio por un avión de caza estadounidense.

El paradero del piloto es desconocido, según el comunicado, que acusó a EU de "coordinarse" con el EI para mermar las fuerzas leales a Al Asad. En esa acción numerosos combatientes de las FDS resultaron heridos y abandonaron la localidad. Washington dijo que el avión había lanzado bombas cerca de las fuerzas respaldadas por Estados Unidos.

La coalición "no quiere pelear contra el régimen sirio, Rusia o las fuerzas que respaldan al régimen" pero "no dudará en defenderse o a sus aliados de cualquier eventual amenaza", destacó el escrito.

Se trata del cuarto incidente en un mes en que el ejército estadounidense ataca a las fuerzas progubernamentales de Siria, según el diario The Washington Post.

"El derribo del caza sirio debe ser considerado como la continuación de la línea estadounidense de esquivar las normas del derecho internacional (...) ¿Qué es, si no es un acto de agresión?", ha cuestionado este lunes el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, según informa la agencia TASS.