Lunes, 11 Diciembre, 2017


Portugal y México empatan en gran partido

Alejandro Castrejon | Junio 19, 2017, 10:07

"Por esto estamos bien, tranquilos y tenemos que pensar ya en el próximo juego". Cristiano considera que Portugal no debe encender las alarmas por empatar el primer partido de la Confecup: "El equipo está bien, seguirá mejorando y si ganamos el próximo partidos estaremos prácticamente clasificados. Jugamos de forma equilibrada y los portugueses se vieron obligados a cambiar su sistema de juego".

La Copa Confederaciones apenas comienza par éxico, quien le sacó un empate al campeón de Europa.

El astro portugués, en el centro de todas las miradas después de las noticias que le colocan fuera del Real Madrid, tuvo sus momentos brillantes, incluido un remate al larguero y un espectacular pase de gol, y fue elegido mejor jugador del partido, pese a que anduvo desaparecido en algunas fases del encuentro. El VAR anuló el tanto por posición adelantada del central y Portugal se frotó las manos, pues hasta ese entonces había sido inferior frente a los de Osorio, que comenzaron agresivos, presionando. Sin embargo, al 34', "CR7" volvería a aparecer en faceta de asistido: desmarcándose dentro del área mexicana, quebrando la defensa, envió un pase a Quaresma, regalándole el balón, y este definió a portería vacía de forma contundente.

Los mexicanos reaccionaron antes que culmine la primera etapa y Javier "Chicharito" Hernández (42'), con un gran gesto técnico de cabeza la mandó a guardar.

El gol de Moreno llegó en el minuto 90, cinco minutos después de que Portugal se adelantara en el marcador con una diana de Cedric tras un error en el área chica de Hernando. "Nos hubiera gustado llevarnos los tres puntos, porque hicimos todo lo que habíamos previsto antes de enfrentarnos a Portugal", destacó Guillermo Ochoa luego de culminado un partido que especificó el cuadro azteca había estudiado a fondo y logró desarrollar buen fútbol por largos compases del cotejo. Con la igualdad, México y Portugal se reparten los puntos y dejan a la anfitriona, Rusia, sola en la cima.