Miércoles, 23 Agosto, 2017


La torre incendiada en Londres estaba revestida con un material prohibido

Orlondo Matamoros | Junio 19, 2017, 15:05

Dos líneas del Metro de Londres permanecen hoy parcialmente suspendidas por los temores sobre la seguridad de la torre Grenfell, que quedó casi destruida por el incendio del miércoles, informó Transport for London (TfL).

El ministro de Economía, Philip Hammond, ha profundizado en la situación al admitir este domingo que el material utilizado en el revestimiento que tenía el edificio -era con polietileno, según los medios- está prohibido.

En tanto, tras reunirse ayer con víctimas y voluntarios, la primera ministra británica Theresa May dispuso el envío de funcionarios al Ayuntamiento de Kensington & Chelsea, distrito al que pertenece la torre, para ayudar a los damnificados, en su mayoría personas con pocos recursos y que vivían en departamentos de protección oficial.

"Entiendo que el revestimiento en cuestión, que es inflamable, está prohibido en Europa, Estados Unidos y también aquí", dijo el ministro conservador, citado por la agencia Efe.

En ese sentido, Hammond indicó que la investigación sobre la tragedia, en la que al menos 58 personas desaparecidas han sido dadas por muertas, deberá determinar si se violaron las reglamentaciones cuando se colocó el revestimiento.

El inmueble, ubicado al oeste de Londres y en el que vivían entre 400 y 600 familias, se incendió con rapidez, lo que dificultó la evacuación de los residentes y muchos de ellos quedaron atrapados.

Concretamente, dijo que fue "un accidente evitable que no debería haberse producido".

Por su parte, el líder laborista, el izquierdista Jeremy Corbyn, se mostró hoy a favor de utilizar las viviendas que están vacías en Londres para dar cobijo a quienes lo han perdido todo.

"Ocuparlas, compra obligatoria, requisarlas, hay muchas cosas que uno puede hacer", ha dicho Corbyn a la cadena ITV.

TfL indicó que la medida fue tomada "a petición de la Brigada de Bomberos" de Londres, ya que estas líneas pasan cerca del lugar donde está el edificio residencial, en el que el pasado miércoles se declaró un incendio que dejó al menos 30 muertos. "Todos los días en (el aeropuerto londinense de) Heathrow, hay retrasos de aviones".