Domingo, 22 Octubre, 2017


Disidencia dura en Cuba aplaude a Trump; moderada se lamenta

Frascuelo Febo | Junio 19, 2017, 03:14

Y tampoco se reinstaurará la política de "pies secos, pies mojados", que garantizaba la residencia a los cubanos que lograran entrar en territorio estadounidense.

Muchos habaneros vieron este viernes cómo el jefe de Estado norteamericano revirtió buena parte de la política de acercamiento iniciada por su predecesor, Barack Obama, argumentando que no había traído beneficios al pueblo cubano y sólo al gobierno del presidente Raúl Castro.

Trump anunció la "cancelación" de la política de Obama hacia Cuba y se mostró dispuesto a negociar "un acuerdo mejor" con la isla, pero solo si hay avances "concretos" hacia la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "prisioneros políticos" en la isla.

"Retamos a Cuba a que venga con un nuevo acuerdo que beneficie a los cubanos y a los estadounidenses", agregó, y además solicitó a la isla repatriar a fugitivos estadounidenses.

Con un lenguaje profundamente anticastrista, Trump aseguró que buscará negociar un trato mejor para el pueblo de Cuba y para Estados Unidos.

"Una restricción de los viajes sería perjudicial".

Soler, uno de los rostros más conocidos de la disidencia cubana, dijo que las decisiones anunciadas por Trump "son una forma de llevar a Cuba a una democratización, que depende de los cubanos, pero creo que tenemos el derecho de contar con el apoyo del Gobierno de EE.UU. que siempre ha querido la libertad para el pueblo de Cuba".

Más de un cuarto de millón de estadounidenses visitó la isla en los primeros cinco meses de 2017, lo que representó un crecimiento de 145% frente a igual período de 2016, informó el miércoles un portal cubano citando fuentes oficiales.

Castro desaprovechó las "oportunidades que la administración de Obama le dio al régimen cubano de comenzar a dar pasos positivos tanto en materia económica como en el campo de los derechos humanos”, señaló". El hacer negocios en Cuba sigue siendo una posibilidad.

- Instruye a los Departamentos del Tesoro y de Comercio a empezar el proceso para emitir nuevas regulaciones hacia Cuba en un plazo de 30 días.

En unas declaraciones a Efe después del discurso pronunciado por Trump en un abarrotado teatro de la Pequeña Habana para anunciar cambios en la política hacia Cuba, Sánchez opinó que es "bueno" que le pongan "condiciones" al Gobierno de Raúl Castro. Las embajadas seguirán abiertas, los vuelos comerciales directos y los cruceros continuarán y las remesas seguirán fluyendo, recordó la agencia DPA.

Asimismo, "los dos líderes reafirmaron su fuerte compromiso en la relación bilateral entre Estados Unidos y Perú" y hablaron "de la terrible situación en Venezuela".

Nuestros cercanos vínculos con ambos países nos posicionan en un lugar privilegiado para servir de enlace entre empresas estadounidenses y Cuba.