Martes, 27 Junio, 2017


Detienen a diputado intermediario en esquema de soborno de Michel Temer

La crisis política en Brasil se intensifica mientras los ciudadanos salen a las calles pidiendo la renuncia del presidente Michel Temer La crisis política en Brasil se intensifica mientras los ciudadanos salen a las calles pidiendo la renuncia del presidente Michel Temer
Orlondo Matamoros | Junio 19, 2017, 23:34

El Tribunal Superior Electoral de Brasil retomó este martes el juicio contra el presidente de facto Michel Temer por las acusaciones sobre supuesta financiación ilegal de la campaña electoral de 2014.

El juicio, considerado el más importante en la historia de la corte electoral, podría resultar en el retiro del mandato del actual presidente de Brasil, Michel Temer.

Temer rompió con el gobierno de Rousseff el año pasado y respaldó con su partido el juicio político que destituyó a la mandataria. La decisión podría tardar semanas o hasta meses, y también podría ser apelada por el jefe de Gobierno, del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño.

Frente a las dudas desprendidas de esa grabación, el Supremo ha abierto una investigación contra Temer, sobre la base de que pudo haber incurrido en los delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita.

El Congreso de Brasil no tiene un candidato favorito para sustituir al conservador Temer en caso de que salga del cargo, según una encuesta divulgada ayer: 61% de los legisladores no citó espontáneamente un candidato y 15% rechazó hablar sobre esa hipótesis, según la firma Datafolha.

El caso Dilma-Temer está catalogado como Acción de Investigación Judicial Electoral (Aije) 194358 se refiere a unas supuestas "donaciones" que recibió la campaña de Rousseff y Temer de empresas implicadas en los escándalos destapados en la estatal Petrobras.

Antes de concluir el proceso están previstas cuatro sesiones, la primera se desarrollará en la noche de mañana martes, la segunda en la noche del miércoles, una tercera en la mañana del jueves y la última en la noche del mismo jueves.

El proceso, que hasta hace poco parecía condenado al fracaso, cobró relevancia tras la divulgación de una grabación en la que Temer parecía dar aval a la compra del silencio a un ex diputado preso y escuchaba al empresario cárnico Joesley Batista, mientras éste le contaba cómo trataba de tener bajo control a fiscales.

El juez Benjamin, sin embargo, rechazó separar las cuestiones de mérito de las pruebas de las cuestiones de fondo; y el presidente del TSE, Gilmar Mendes, atendió parcialmente la demanda, al admitir que el relator comunique primero su voto, y que solo luego se discuta si había lugar para separar los dos asuntos.

En ese caso asumiría la presidencia de forma temporal el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, que tendría 30 días para convocar una elección indirecta; así pues, los parlamentarios deberían elegir a un sustituto que gobernara el país hasta las elecciones de octubre de 2018.