Miércoles, 28 Junio, 2017


Cuba rechaza la "retórica hostil" de Trump pero reitera voluntad de diálogo

Cuba rechaza la Cuba rechaza la "retórica hostil" de Trump pero reitera voluntad de diálogo
Orlondo Matamoros | Junio 19, 2017, 09:07

Durante su campaña por la presidencia de Estados Unidos, Trump prometió a los exiliados anticastristas de Miami que daría marcha atrás a la política de apertura del expresidente Barack Obama hacia la isla, y hoy cumplió en parte ese ofrecimiento que le valió el voto de los cubanos para poder ocupar la Casa Blanca.

En su discurso para anunciar la nueva política de EE.UU. hacia Cuba, Trump aseguró que Cuba sufre desde "hace décadas" al régimen de los Castro, pero que eso no debe repetirse en Venezuela.

"No todo lo que Trump hace es equivocado", aseveró Montaner sobre el presidente estadounidense, quien este viernes dio a conocer la nueva política de EE.UU. hacia Cuba.

"Una mayor desconexión de Estados Unidos abre oportunidades para que países como Irán, Rusia, Corea del Norte y China ganen influencia en una isla que está a 90 millas de nuestra costa”, dijo Crawford".

"Los gobiernos anteriores aliviaron las restricciones de comercio así como de viaje y eso no ayuda al pueblo cubano, solamente enriquece al régimen cubano", dijo.

Ante estas declaraciones, el comunicado publicado en el periódico oficial Granma indicó que el gobierno de Estados Unidos "recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962".

Por su parte, en una declaración difundida simultáneamente en todos los medios estatales, el Ejecutivo de Raúl Castro respondió a los anuncios realizados en Miami y señaló que "cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba" estará condenada al "fracaso".

Trump también fijó medidas más estrictas para controlar que los estadounidenses que viajen a la isla lo hagan, en efecto, en el marco de las 12 categorías ya implementadas por Obama, ninguna de las cuales incluye el turismo.

Mandatarios y cancilleres de América Latina lamentaron la decisión del presidente estadounidense de endurecer sus políticas contra la isla.

No obstante, las embajadas en Washington y en La Habana permanecerán abiertas, aunque el mandatario estadunidense no nombrará a un embajador.

"Eso es lo que Trump ahora intenta corregir", escribió el escritor en una columna en la que recuerda que al cabo de casi 60 años "la revolución cubana continúa siendo enemiga de los ideales e intereses de Estados Unidos" y por ello el jefe de Gobierno de la isla, Raúl Castro, "no ha renunciado a la confrontación".

En el apartado de los derechos humanos, el Gobierno de Cuba rechaza la "manipulación con fines políticos" y el "doble rasero" en el tratamiento de ese tema y asegura que el pueblo del país caribeño "disfruta de derechos y libertades fundamentales", y exhibe "logros de los que se siente "orgulloso", que son una "quimera" para muchos países del mundo, incluidos los Estados Unidos".