Jueves, 17 Agosto, 2017


Cuba rechaza extraditar a prófugos de EEUU como pide Trump

Federico Mansilla | Junio 19, 2017, 20:47

"Eso es lo que Trump ahora intenta corregir", escribió el escritor en una columna en la que recuerda que al cabo de casi 60 años "la revolución cubana continúa siendo enemiga de los ideales e intereses de Estados Unidos" y por ello el jefe de Gobierno de la isla, Raúl Castro, "no ha renunciado a la confrontación".

La política de Trump mantiene abierta la embajada estadounidense y permite que las aerolíneas y cruceros estadounidenses sigan ofreciendo sus servicios a Cuba.

"Nuevamente el gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962", dijo el gobierno cubano a través de los medios de comunicación estatales.

Trump aseguró que reconoce el derecho de los pueblos a elegir su propio destino y que, por lo tanto, "respetará la soberanía de Cuba, aunque nunca dará la espalda al pueblo cubano".

Posteriormente haremos un análisis más profundo del alcance y las implicaciones de este anuncio.

Tras apuntar que el presidente le está "pasando por encima" al parecer de la mayoría de los ciudadanos de su país, que según encuestas apoyan el acercamiento con la ínsula, el periódico de la juventud cubana sostiene que "alguien puede preguntarse: y Trump, ¿para quién gobierna?".

El Gobierno de Cuba rechaza la manipulación con fines políticos y el doble rasero en el tratamiento del tema de los derechos humanos.

Agregó que el nuevo acuerdo establecerá mejores condiciones para el pueblo cubano y los Estados Unidos, así como hacer cumplir la ley. Según rt.com, Rusia estaría negociando instalar sus bases militares con Cuba, Venezuela y Nicaragua con el objetivo inequívoco de ampliar el radio militar ruso, pues según el analista Lajos Szaszdi "la apertura de la bases en el exterior es necesaria para la disuasión estratégica de Rusia, la inteligencia, así como para verificar los acuerdos del desarme y también determinar qué planes hay de parte del Pentágono en caso de operaciones o intervenciones en el extranjero" y tras el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría con EEUU, Putin ha empezado a mover las piezas para situarlas estratégicamente en el llamado "patio trasero" de EEUU. Cuba no ha renunciado a estos principios ni renunciará jamás.

Los cambios que sean necesarios en Cuba, como los realizados desde 1959 y los que estamos acometiendo ahora como parte del proceso de actualización de nuestro modelo económico y social, los seguirá decidiendo soberanamente el pueblo cubano.