Lunes, 21 Agosto, 2017


Almagro llega a Cancún para debatir situación de Venezuela en la OEA

Orlondo Matamoros | Junio 19, 2017, 08:44

La reunión de cancilleres sobre la crisis de Venezuela se ha convocado para el lunes a las 14.00 hora local (19.00 GMT) en el Hotel Moon Palace de Cancún, donde esa tarde se inaugurará oficialmente la 47 Asamblea General de la OEA, que termina el miércoles.

Se trata de la continuación de la reunión del 31 de mayo en Washington, Estados Unidos, que quedó suspendida ante la falta de acuerdo sobre las dos propuestas de declaración presentadas.

Menos, cuando previo a la inauguración del cónclave regional, algo más de una veintena de exjefes de Estado y de gobierno reclamaron a la OEA definiciones claras sobre la crisis venezolana que, hoy por hoy, mantiene en vilo a la sociedad que, desde abril, decidió tomar las calles para protestar contra un régimen que, amén de sumir al país entero en la miseria y el caos, privó ya de la vida a cuando menos 70 ciudadanos y de la libertad, se asegura, algo más de un millar.

Los ministros buscan adoptar una resolución de consenso a partir de dos proyectos muy distintos.

Y las expectativas son pocas.

La canciller difundió también una imagen en la que se puede ver al embajador de México ante la OEA, Luis Alfonso de Alba con los agresores.

Un comunicado de la Cancillería, señala que la República Dominicana, "mantiene su postura de apostar al diálogo para la solución a la crisis que padece la hermana República Bolivariana de Venezuela, y de seguir apelando al principio internacional de no inmiscuirnos en los asuntos internos de los países, respetando su soberanía y autodeterminación".

"Yo les digo a ustedes (.) alerta, si algún día se pretendiera alguna emboscada o golpe de Estado contra el pueblo, el Gobierno, la Constituyente, no lo duden, ustedes salgan a las calles a restablecer la paz, la Constitución y a garantizar la Asamblea Nacional Constituyente", dijo en un acto con simpatizantes en Caracas.

"Le pedimos a la OEA que no nos deje solos y que se dé cuenta la situación que vive Venezuela".

Varias mujeres caminaban con cruces de flores de colores; otras sostenían rosarios o carteles con letras que formaban la frase: "Basta de división, queremos lo mismo".

Organizaciones sociales y sindicales, así como intelectuales y activistas de izquierda, manifestaron ayer su respaldo al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y cuestionaron que el gobierno de México pretenda dar clases de democracia a la nación sudamericana cuando aquí no hay elecciones en las que no haya reclamos de fraude.