Jueves, 15 Noviembre, 2018


Trump enterró el deshielo con Cuba que inició Obama

Orlondo Matamoros | Junio 18, 2017, 16:32

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cerró ayer la puerta a más avances en el proceso de normalización de relaciones con Cuba y aumentó la incertidumbre para las empresas y viajeros estadounidenses interesados en la isla, al anunciar cambios en las políticas establecidas por Barack Obama. "En vez de pedir que Cuba libere a los presos políticos, Trump debe expulsar a los políticos delincuentes cobijados en Estados Unidos", evaluó el mandatario.

Las cerca de 1.000 personas que colmaban el teatro Artime ovacionaron de pie al presidente, le gritaron "te quiero" y le cantaron el "cumpleaños feliz" -recordando que Trump cumplió 71 años el miércoles.

Apunta que la administración Trump recurre a "métodos coercitivos del pasado", al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, que "provoca daños y privaciones" al pueblo cubano y constituye un "innegable obstáculo" al desarrollo de la economía de la isla.

Pero las relaciones diplomáticas se mantienen y los cubanos conservan su derecho de viajar y enviar remesas.

La nueva política no revierte el acercamiento iniciado por Washington y La Habana en diciembre de 2014, sino que endurece sus términos.

Trump ganó las elecciones en gran parte gracias al voto de los floridanos, en el que tuvo un papel crucial el apoyo de los cubanoestadounidenses.

En un comunicado, la cancillería mexicana indicó que "ante los anuncios de política exterior de los Estados Unidos de América con respecto a Cuba, el gobierno de México hace un exhorto fraterno a ambos gobiernos a encontrar coincidencias por la vía del diálogo".

"Aunque no dan marcha atrás del todo a la apertura de Obama, las acciones de Trump han devuelto las relaciones entre EEUU y Cuba a la prisión del pasado, reduciendo las perspectivas de reforma dentro de Cuba e ignorando las voces del pueblo cubano y la mayoría de estadounidenses simplemente para recompensar a un menguante grupo político" en EEUU, sentenció Rhodes.

Ahora, bajo el nuevo Memorándum Presidencial de Seguridad Nacional, el Departamento del Tesoro auditará tales justificaciones para viajar, cuando antes el viajero sólo tenía que dar su palabra.

Más duro fue Venezuela, que calificó como una "amenaza" el endurecimiento de la política de Estados Unidos hacia Cuba y llamó a "la unidad y lucha de los pueblos de la Patria Grande".

No obstante, Cuba reiteró su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo, así como la negociación de los asuntos bilaterales pendientes con el gobierno de Estados Unidos.

Si bien la nueva política de Trump evita el peor escenario para las empresas, con la cancelación de todos los vuelos comerciales o el fin de las relaciones diplomáticas, sigue siendo un golpe para un sector turístico que apuesta a Cuba como un nuevo mercado de alto crecimiento. "Cuídense!", escribió José Ramón Cabañas en Twitter, junto a una fotografía de turistas paseando en La Habana.