Trump: "Es importante que haya libertad en Cuba y en Venezuela"
Jueves, 16 Agosto, 2018


Trump: "Es importante que haya libertad en Cuba y en Venezuela"

OEA adopta resolución sobre periodistas asesinados La Organización de Estados Americanos
Orlondo Matamoros | Junio 17, 2017, 05:39

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy en Miami que "pronto se va a lograr una Cuba libre" y calificó de "brutal" al régimen castrista.

Estas medidas afectan uno de los más notables legados políticos de su antecesor, Barack Obama, quien junto a Raúl Castro anunció en diciembre del 2014 el inicio de una nueva fase en la relación bilateral después de medio siglo de ruptura y desconfianza.

Ante el nuevo anuncio, el presidente Trump ha decidido aplicar de manera estricta las restricciones de viajes, y prohibir el comercio con empresas cubanas que sean propiedad de los servicios militares y de inteligencia, según una directiva presidencial a publicarse hoy, y que fue adelantada por la cadena CNN y el diario Politico.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció su nueva política de agresión contra el pueblo cubano cuya primera medida es impedir el envío de dinero y viajes desde suelo norteamericano, "va a llegar un final".

Un alto funcionario de la Casa Blanca ya había informado que entre las medidas administrativas está la prohibición de cualquier transacción financiera con el Grupo de Administración de Empresas (GAESA), un holding estatal cubano que de acuerdo con Washington beneficia directamente a altos jefes de las Fuerzas Armadas.

El Gobierno de Cuba, que ha dicho que no aceptará presiones para hacer reformas, no hizo comentarios de inmediato sobre los anuncios.

Por su parte, Kathy Castor, representante por Florida, lamentó que Trump retroceda en el progreso realizado con el acercamiento a Cuba, y sostuvo que se les debe permitir a los ciudadanos de este país la libertad de ir a donde quieran sin tantos trámites burocráticos.

También pidió al régimen cubana que libere "a los presos políticos" y prometió "un mejor acuerdo" para los cubanos y para Estados Unidos.

Los viajes de las personas terminarán, pero los viajes de la familia continuarán, dijeron funcionarios de la Casa Blanca durante una conferencia telefónica el jueves.

"No seguiremos callados ante la opresión comunista", dijo Trump a una animada multitud en el barrio cubano-americano Pequeña Habana en Miami, que incluía al senador republicano Marco Rubio, quien ayudó a elaborar las nuevas restricciones y habló un momento en español antes del discurso de Trump.

Igualmente Trump dejará sin cambio la suspensión decretada por Obama el 12 de enero del 2017 sobre el trato preferencial que la Ley de Ajuste Cubano dio por décadas a quienes huyeron de la isla y pudiera alcanzar el territorio estadunidense.

Los estadounidenses aún podrán hacer ese tipo de viajes en grupo y el permiso para viajar individualmente dando esa razón no se acabará hasta que el Tesoro emita regulaciones claras sobre el tema.

Previendo un impacto negativo, el sector hotelero mostró su preocupación.

De igual forma, el lento proceso de aproximación entre Estados Unidos y La Habana ha tenido desde el primer día el apoyo entusiasta de diversos sectores empresariales, en especial los ligados a la agricultura, el turismo y las telecomunicaciones.