Martes, 16 Enero, 2018


Brasil espiará Copa Confederaciones para observar rivales en el Mundial

Orlondo Matamoros | Junio 17, 2017, 05:47

La Copa Confederaciones será el escenario donde hagan su debut nuevas reglamentaciones del futbol.

El holandés Marco Van Basten, director general de Desarrollo Técnico de la FIFA, anunció ayer que en la Copa Confederaciones se introducirá la posibilidad de un cuarto cambio, en caso de prórroga.

Fue así también cuando se estaba gestando la copa como la conocemos hoy, cuando se conocía como la Copa del Rey Fahd, y hay quienes consideran que se trata de un maleficio.

El partido inaugural de la Copa Confederaciones, que tendrá lugar este sábado en la ciudad de San Petersburgo, enfrentará al anfitrión del torneo, Rusia, contra la selección de Nueva Zelanda.

Argentina fue el primer país en coronarse campeón en 1992 con una selección que parecía imparable para la época.

Pero en 1994 apareció la enfermera, "le cortaron las piernas" a Maradona y se terminó el sueño mundialista en Estados Unidos.

Después de tocar fondo en la pasada Eurocopa de Francia-2016, torneo en el que Rusia fue eliminada en la primera fase y sus aficionados protagonizaron bochornosos enfrentamientos con los hooligans ingleses en Marsella, la federación rusa colocó en el banquillo a Cherchesov para rejuvenecer a un equipo que no daba para más.

Brasil es el máximo ganador del torneo, con cuatro títulos, conseguidos en las ediciones de 1997, 2005, 2009 y 2013, además de un subcampeonato en 1999.

El maleficio ha perseguido a los brasileros desde entonces, que han visto como el éxito en la Confederaciones ha contrastado claramente con sus participaciones mundialistas.

Para la selección derrotada, y las otras seis que fueron quedando en el camino, habrá en un principio un poco de decepción, pero eso dará paso a una sensación de alivio.