Lunes, 24 Setiembre, 2018


Trump en Twitter: califica a Comey de "filtrador"

Getty Images El abogado personal del presidente Trump Marc Kasowitz Getty Images El abogado personal del presidente Trump Marc Kasowitz
Orlondo Matamoros | Junio 10, 2017, 20:53

Testificando bajo juramento en una audiencia del Senado observada en todo el mundo, el exdirector del FBI, James Comey, acusó el jueves al Gobierno de Estados Unidos de difamarlo a él y al FBI después de su abrupto despido por el presidente Donald Trump.

El abogado personal de Trump, Mark Kasowitz, dijo que el testimonio de Comey probaba que el presidentE no estaba bajo ninguna investigación y que no había evidencia de que un solo voto haya sido cambiado como resultado de la interferencia rusa en la elección el año pasado. Richman confirmó ayer que era el amigo que al que Comey se refirió en su testimonio como la persona que había discutido los memorandos con la prensa.

"No dije eso. Lo repito, no dije eso. No puedo decirle que quiero que me jure lealtad", dijo a los reporteros.

"No hubo colusión" con Rusia y "no hubo obstrucción" a la justicia, afirmó.

El país, dijo Trump, "sabrá en breve" la verdad sobre las supuestas grabaciones.

Esta es la primera vez que Trump menciona a Comey en Twitter desde que, pocos días después de destituirlo, le amenazara con hacer públicas "cintas".

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee, cuestionó el testimonio de Comey cuando se le preguntó acerca de ello durante una sesión informativa fuera de cámaras en la Casa Blanca, diciendo "definitivamente puedo decir que el presidente no es un mentiroso".

Pero el abogado del presidente, Marc Kasowitz, rechazó la veracidad de las partes comprometedoras de las declaraciones de Comey, e incluso insinuó la posibilidad de procesarlo por admitir haber filtrado a la prensa información reservada sobre un diálogo con el presidente.

El presidente no le dio el gusto a aquellos que en algunos pubs de Washington esperaban a que contestara a Comey en su hiperactiva cuenta de Twitter y hacer valer la promesa de una ronda de cerveza gratis si eso ocurría.

El gran golpe de Comey vino cuando no quiso descartar si Trump se coordinó de alguna manera con operativos rusos, algo tan grave que podría llegar a ser traición, y aseguró que prefería discutirlo a puerta cerrada.

Ante el Senado Comey evitó opinar sobre si el gesto de Trump en favor de Flynn fue una tentativa de obstruir la justicia.

En declaraciones ocasionalmente incendiarias, Comey presentó a Trump como un mandatario que desdeña la independencia del FBI, y dejó en claro que interpretó la solicitud del presidente de poner fin a la pesquisa sobre su exasesor de seguridad nacional como una orden que venía de la Casa Blanca.

"También habrá una queja formal ante la Comisión de Asuntos Judiciales del Senado", añadió la fuente.