Miércoles, 22 Noviembre, 2017


Italia debe confiar en valores fundamentales — Papa

Francisco destacó la generosa gestión migratoria de Italia El papa dice que es urgente la cooperación internacional sobre inmigración
Orlondo Matamoros | Junio 10, 2017, 21:41

En el palacio presidencial, el presidente Sergio Mattarella y niños de poblaciones devastadas por los terremotos en el centro del país saludaron a Francisco.

"Miro a Italia con esperanza, una esperanza que está radicada en la memoria grata hacia los padres y los abuelos, que son también los míos, porque mis raíces vienen de este país". Pero dijo que aferrarse a los valores fundamentales de la dignidad humana y familiar ayuda a conservar la esperanza. "Y estos valores también los han colocado en el centro de la Constitución de la República, lo que ofrece y proporciona un marco estable para la vida democrática de la gente", agregó el Obispo de Roma.

El Pontífice agradeció al Presidente la acogida de tantos prófugos que "desembarcan en las costas", así el compromiso de Italia por la paz.

Francisco habló de las dificultades que tienen los jóvenes para encontrar "trabajo estable y digno", lo cual alimenta "la desconfianza en el futuro y no favorece el nacimiento de nuevas familias y niños". "Vayan adelante con coraje", los animó. "El modo en el que el Estado y el pueblo italiano están afrontando la crisis migratoria, junto al esfuerzo por asistir a los pueblos golpeados por el sisma, son expresiones de sentimientos y de actitudes que encuentran su fuente más genuina en la fe cristiana, que ha plasmado el carácter de los italianos y que en los momentos dramáticos resplandece mayormente".

"Sobre el vasto y complejo fenómeno migratorio, es claro que unas cuantas naciones no pueden asumir la carga por sí solas, asegurando una integración ordenada de los recién llegados a su propio tejido social", dijo Francisco.

Antes, Mattarella había destacado los discursos del Pontífice contra la "cultura del descarte" y especialmente "en cuidado del ambiente, con la publicación de la encíclica Laudato Si'" y recordando la influencia del escrito papal sobre los acuerdos de París de 2015.

Francisco acudió hoy al Palacio del Quirinal, sede de la República italiana, para mantener una reunión con el jefe de Estado italiano, Sergio Mattarela, en la que es su segunda visita oficial a Italia tras la que realizó en 2013 cuando el presidente era Giorgio Napolitano.

El Papa hizo un llamado para que se "genere y acompañen procesos que den lugar a nuevas oportunidades de trabajo digno".

Las relaciones bilaterales entre la Santa Sede y el entonces reino de Italia habían iniciado en 1929 con los denominados denominados Pactos de Letrán firmados por el cardenal Pietro Gasparri, en nombre del papa Pío XI, y por el primer ministro de Italia, Benito Mussolini, en nombre del rey Víctor Manuel.