Sábado, 17 Noviembre, 2018


Corbyn: Partido Laborista cambió para mejor la política

Orlondo Matamoros | Junio 10, 2017, 06:00

El apoyo al Partido Laborista entre los menores de 25 años rondaba el 70%, pero el voto decisivo en estas elecciones es el de la clase trabajadora del norte industrial de Inglaterra que votó a favor del brexit y que podría inclinarse por los conservadores, beneficiados también por la práctica desaparición del Partido de la Independencia del Reino Unido. "Yo dirá que es suficiente para marcharse", dijo Jeremy Corbyn tras resultar reelecto en su circunscripción de Islington North, en el centro de Londres.

Si las encuestas aciertan, Reino Unido tendría lo que aquí se describe como un Parlamento colgado, en el cual ningún partido contará con una mayoría absoluta.

Horas antes, el líder laborista, principal opositor al régimen de May, afirmó que su campaña electoral "cambió para mejor la política" de su país. Según el último análisis de la BBC, liderado por Theresa May, los conservadores estarían cerca de la mayoría absoluta al sacar 322 escaños.

En tanto, los laboristas de Jeremy Corbyn ganarían 261 escaños, cinco menos de lo estimado en la consulta de anoche. Un partido necesita 326 para lograr la mayoría absoluta. "Si el Partido Conservador ha ganado la mayor cantidad de escaños y votos, le corresponderá asegurar esa estabilidad", dijo la jefa del Gobierno.

Según el último sondeo, publicado ayer por la tarde, y elaborado por Michael Ashcroft, un antiguo político conservador dedicado ahora a los estudios de opinión, los conservadores obtendrán la mayoría absoluta, con entre 351 y 373 escaños, dependiendo de la participación, y los laboristas entre 207 y 227, perdiendo entre 25 y 45 respecto a 2015.

De los resultados de estas elecciones no solo depende la permanencia de May en el poder, sino igualmente su autoridad para negociar los términos del Brexit frente a el resto de sus socios de la Unión Europea, pero asimismo en las filas de su propio partido.

May seguiría en la mejor posición para formar gobierno, pero las negociaciones podrían retrasar el inicio de las conversaciones de divorcio con Bruselas, previsto el 19 de junio.

El resultado de la encuesta pone en duda el futuro de Theresa May como líder de su país y complica las negociaciones del Brexit, como se conoce en inglés a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, que debía comenzar en poco más de una semana.

Por su parte, la libra británica sufrió una marcada caída apenas cerrados los comicios, debido a los indicios que marcan que los conservadores perderían mayoría en Parlamento británico.