Miércoles, 18 Julio, 2018


"Los números no mienten" — Cristiano

Real Madrid Real Madrid. / EFE
Alejandro Castrejon | Junio 09, 2017, 16:30

"Todos los aficionados del Real Madrid le están muy agradecidos", dijo Pérez.

Los merengues también se convierten en el primer bicampeón desde que el torneo europeo se juega bajo el nombre de Champions League.

Cristiano Ronaldo demostró una vez más porqué está en la cima del fútbol mundial desde hace dos temporadas a esta parte, acompañado de un gran funcionamiento colectivo y una estructura firme desde la llegada del francés Zinedine Zidane como director técnico.

La formidable defensa de la Vecchia Signora, encabezada por su veterano portero Gianluigi Buffon, había permitido apenas tres goles en todos sus partidos en esta edición de la Champions, y no había encajado más de tres en algún encuentro en todas las competencias de esta temporada.

A otro al que hay que aplaudir es a Zinedine Zidane, quien es el primer entrenador que levanta dos Champions consecutivas, además, otra como jugador, que paradójicacamente fue con la playera de la Juve.

Los italianos hablan de "otra puñalada en el corazón".

El destino por ahora es un misterio, pero el jugador deberá incorporarse al Real Madrid el 10 de junio. "Ronaldo brilló y Zidane está en la cima".

"El Real Madrid, justo campeón", concedió el diario deportivo catalán Sport, que señaló que "la pegada de Cristiano Ronaldo y el buen tono general del equipo merengue desarbolaron a los de Allegri". El conjunto dirigido por Zidane también completó su primer doblete (Liga y Europa) en 59 años. VOLANTES: Casemiro (Real Madrid), Toni Kroos (Real Madrid), Luka Modric (Real Madrid), Isco (Real Madrid), Miralem Pjanic (Juventus), Tiemoué Bakayoko (Mónaco).

"La demoledora victoria de Cardiff corona al mejor equipo de la era moderna", escribió el diario deportivo Marca, que tituló en su primera página: "¡Los amos del universo!".

Tras haber marcado en 2008 en su primera final, defendiendo en aquel momento los colores del Manchester United en el Estadio Olímpico Luzhniki de Moscú ante el Chelsea, la segunda fue ya como madridista en la prórroga de Lisboa ante el Atlético de Madrid, en la conquista de la décima Copa de Europa del equipo blanco.