Domingo, 22 Setiembre, 2019


Santos firmará decretos para agilizar acuerdos de paz con las FARC

Orlondo Matamoros | May 28, 2017, 19:55

Durante la clausura de la XIII Cumbre de Ciudades capitales, que se efectuó en Valledupar, el Jefe del Estado hizo un balance de las normas adoptadas para la implementación de los acuerdos de paz. El 59 % restante no tiene su propiedad garantizada.

De acuerdo con Santos, el Legislativo aprobó tres reformas constitucionales y cuatro que están en curso.

A hoy, se han expedido quince decretos ley que ya han sido sancionados por el Presidente y un número similar está en consulta previa y serán expedidos entre hoy (viernes), sábado y domingo.

El decreto ley facilita la implementación y el desarrollo normativo del punto del acuerdo de paz relacionado con las garantías para la reconciliación, la convivencia, la tolerancia, y la no estigmatización, señaló la Presidencia en un comunicado.

"El Gobierno cambió lo que la CSIVI aprobó como proyecto de ley de tierras. ¿Por qué no lo consultó antes con ellos en La Habana? Vamos a formalizar la propiedad de 7 millones de hectáreas, óigase bien, formalizar la propiedad de 7 millones de hectáreas de campesinos que no han podido legalizar sus títulos", explicó.

De la misma forma, se contará con reglas de juego claras para que todos tengan las mismas oportunidades y se pueda desarrollar el potencial del campo. "Aquí no se le va a quitar la tierra a nadie", ha asegurado el presidente colombiano en una respuesta implícita al Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe, el principal crítico de los acuerdos de paz con la guerrilla.

Así mismo, define los beneficiarios y crea un registro único nacional que permite dar prioridad a los que más lo necesitan.

El segundo proyecto regula los programas de desarrollo con enfoque territorial, con el fin de llevar la paz a los territorios de conflicto.

Recordó que en el campo fue donde nació el conflicto, "de la disputa por la tierra".

"Uno piensa que la solución más lógica es aplazar ese día D+180 mientras se resuelve la seguridad jurídica y la seguridad personal" de los guerrilleros.

A sólo cinco días de la fecha definida, el presidente manifestó que no quiere adelantarse.

"Hemos puesto un filtro severo a esas facultades para cumplir con las exigencias de la Corte Constitucional y para utilizarlo solo cuando es necesario y no solamente cuando es conveniente", afirmó el jefe de Estado.

Además de la implementación, el otro riesgo latente tiene que ver con la seguridad de los miembros de las Farc, a quienes ya se les acaba el tiempo para permanecer en las zonas veredales y entregar las armas, y el Gobierno todavía no confirma la ampliación del plazo.

"Quiero anunciarles que una de las funciones del nuevo Vicepresidente será esa, estar de la mano de ustedes, él concentrado en la seguridad ciudadana en la ciudad urbana, en la seguridad de las ciudades".