Sábado, 18 Noviembre, 2017


Inaugurarán el primer estadio para el Mundial Qatar 2022

Concluyeron las obras del Estadio Internacional Khalifa Inaugurarán el primer estadio para el Mundial Qatar 2022
Alejandro Castrejon | May 20, 2017, 19:55

Las obras del primer estadio construido para el Mundial 2022 que se celebrará en Qatar ya han acabado. El estadio se inaugurará poco antes del partido, que disputarán dos rivales tradicionales, el Al Rayyan y el Al Sadd.

El Khalifa es el primer estadio que acogerá encuentros del Mundial 2022 en estar listo y será inaugurado más de cinco años antes de que comience el torneo el 21 de noviembre.

El estadio, que está ubicado en Doha y fue reformado para el Mundial, reabrió sus puertas esta noche para la final de la Copa del Emir que disputan los clubes Al Rayyan y Al Sadd. Por consiguiente, se trata de la sede más adecuada para un partido de esta magnitud, el más importante del calendario futbolístico qatarí. La Confederación Holandesa de Sindicatos presentó una demanda contra la FIFA por ser cómplice en la explotación de un obrero de Bangladesh, sometido a "condiciones laborales inhumanas" en la construcción de estadios para Qatar 2022.

La cancha, que será escenario de varios partidos, incluido uno de los cuartos de final, cuenta con una novedosa tecnología de refrigeración que permitirá jugar los partidos a 26 grados de temperatura, según informó DPA. A lo largo de los años, hemos visto a las grandes estrellas del fútbol de Qatar, de la región y del mundo dejar su huella en él. "Estamos deseando ver a los jugadores saltar al terreno del juego y recibir a los aficionados el viernes en este renovado estadio para vivir una apasionante jornada de fútbol". El histórico Khalifa International fue remodelado en tiempo record y en su reapertura albergará la final de la Emir Cup. Con la reconstrucción el estadio pasará a tener una capacidad para más de 40.000 espectadores y toda la grada estará cubierta por un nuevo techo, con una intrincada red de cables de tensión de acero alemanes e italianos, con un peso de 4.000 toneladas, que han sido instalados para mantener los 92 paneles en su lugar.