Jueves, 15 Noviembre, 2018


Acusan a Temer por sobornos

Frascuelo Febo | May 20, 2017, 23:11

El presidente de Brasil, Michel Temer, fue acusado este viernes por la Fiscalía de tentativa de obstrucción a la justicia, en un nuevo golpe para el mandatario conservador que trataba de impedir una desbandada de aliados para permanecer en el cargo.

Batista también declaró que acordó a fines del año pasado con el diputado Rodrigo Rocha, suspendido de su escaño por el Supremo y muy cercano a Temer, que pagaría al ya entonces mandatario una comisión del 5 % sobre la facturación de una empresa eléctrica de JBS que precisaba una licencia para operar.

Ricardo Saud, director de relaciones institucionales de J&F, asegura que la empresa benefició a Temer en la campaña de 2014, cuando fue electo vicepresidente de Rousseff, con pagos ilegales por un monto de 15 millones de reales, en retribución de una "actuación favorable" a los intereses de J&F.

En su delación premiada, el dueño del frigorífico JBS manifestó que entre 2009 y 2014 depositó 150 millones de dólares para campañas electorales en cuentas abiertas a nombre de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, mediante operaciones negociadas con el ex ministro de Hacienda Guido Mantega.

Esta semana, el diario O Globo reveló una conversación entre Temer y Joesley Batista en la que, según Janot, el jefe de Estado da su "anuencia" al pago de un soborno para comprar el silencio del exdiputado Eduardo Cunha, encarcelado por corrupción. Las autoridades registraron luego a Batista y Loures discutiendo delitos como garantizar la coincidencia de versiones de acusados en el caso Petrobras o la compra de su silencio.

"Se verifica que Aécio Neves, en articulación, entre otros, con el presidente Michel Temer, buscaron impedir que avancen las investigaciones de Lava Jato, sea por medio de medidas legislativas o por medio del control de nombramientos de los comisarios de la policía que conducirían las investigaciones", según el pedido de investigación cursado a la Corte Suprema de Brasil por la Fiscalía general. "El propio presidente forma parte de las negociaciones con la base aliada", dijeron fuentes del Palacio presidencial de Planalto.

Tras las revelaciones se han presentado al menos ocho proyectos de juicio político en el Congreso y se multiplican los llamados de todos los sectores para que Temer renuncie, a los que se unió también el ex presidente del Supremo, Joaquim Barbosa. No bien se difundió la grabación que involucra a Temer, la oposición exigió la apertura de un juicio político contra el presidente.

Ante el escándalo de corrupción ya se habla de opciones para la salida de Temer de la presidencia.

La segunda alternativa sería que el STF lo aparte del cargo.

"Michel Temer no recibió valor, salvo los permitidos por la Ley Electoral y declarados al Tribunal Superior Electoral". En caso de que el Tribunal falle en su contra, se declarará nulo el mandato del actual jefe de estado.

Un eventual impeachment solo prosperará si la coalición que apoya a Temer, o al menos una parte de ella, le da la espalda.

"Por eso la primera cuestión es saber si los partidos que forman la base del gobierno dejarán el gobierno", dijo Thomas Pereira, profesor de derecho constitucional en la Fundación Getulio Vargas, en Río.