Martes, 13 Noviembre, 2018


Putin pide dejar de intimidar a norcorea y llama a solución pacífica

Eloisa Felix | May 17, 2017, 04:26

El régimen de Kim Jong-un informó a través de su agencia de noticias KCNA de que el misil lanzado en la víspera es un nuevo proyectil de "medio largo alcance" bautizado Hwasong 12 que es capaz de llevar una ojiva nuclear "de gran tamaño".

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó este lunes el lanzamiento de un nuevo misil balístico de Corea del Norte e instó a tomar nuevas medidas, incluidas sanciones, contra el "comportamiento altamente desestabilizador" de Pyongyang.

"El Comando del Pacífico de Estados Unidos detectó y rastreó un lanzamiento de misil de Corea del Norte" aproximadamente a las 20H30 GMT del sábado, dijo el organismo en un comunicado, y agregó que el tipo de misil todavía está siendo evaluado. A partir de esta información y mediante un comunicado de la Casa Blanca, Trump le reclamó apoyo de su par ruso diciendo que "no puede imaginar que Rusia esté muy complacida" con los misiles del país asiático.

Las relaciones entre China y Corea del Norte se han enfriado en los últimos meses, y el test del misil, que fue la portada de diarios de todo el mundo, podría agravar la indisposición mutua.

"No hay ninguna excusa que justifique las acciones de Corea del Norte".

Después del lanzamiento, Estados Unidos y Japón solicitaron que se convocara una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que está prevista que se celebre el martes.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, calificó el lanzamiento del domingo de "totalmente inaceptable" y de "grave amenaza" para Tokio.

"En manifiesta violación a las obligaciones internacionales emanadas de las Resoluciones del Consejo de Seguridad este hecho constituye otro acto de hostilidad y provocación a la comunidad internacional", indicó la publicación realizada por la Cancillería del país austral. "No representó peligro alguno para nosotros", dijo el jefe del Kremlin.

La Unión Europea consideró el disparo "una amenaza a la paz y seguridad internacional, en un momento en que es innecesaria una escalada", dijo un portavoz.

El Comando del Pacífico de EE.UU. señaló que aún evalúan el tipo de misil disparado por Pyongyang, que se mantuvo en el aire por media hora y voló 78 km.