Sábado, 16 Diciembre, 2017


Lula ingresa a tribunal para defenderse por corrupción

Frascuelo Febo | May 15, 2017, 16:23

A medida que millares de activistas se están reuniendo en la ciudad de Curitiba, al sur de Brasil, para realizar protestas consistentes por lo que se ha llamado proceso contra el ex-presidente Lula.

La defensa del exmandatario intentó hasta el último momento retrasar la declaración de Lula, pero el Tribunal Superior de Justicia (STJ) de Brasil negó esta mañana el pedido. El líder del PT enfrenta cinco causas judiciales en tribunales de Brasilia y Curitiba, acusado de corrupción, lavado de dinero y tráfico de influencias.

Uno de los abogados de Lula, Cristiano Zanin, afirmó al terminar la declaración que "no existen pruebas de la culpabilidad" del ex mandatario "pero existen innumerables pruebas de su inocencia".

"La batalla entre sus partidarios y adversarios arreciaba en las redes sociales, a través de las etiquetas "#LulaEuConfio" (Confío en Lula) y "#MoroOrgulhoBrasileiro" (Moro, orgullo de Brasil).

"Estoy con más ganas que nunca (de ser candidato)", dijo Lula en el evento, donde estuvo arropado por la ex Presidenta Dilma Rousseff, su sucesora y ahijada política, destituida por el Congreso hace un año.

Lula alega que detrás de las denuncias en su contra hay un interés político y la intención de frenar su posible candidatura a las elecciones de 2018, en las que lidera todas las encuestas de intención de voto. "Si la élite de este país no sabe arreglarlo, entonces un metalúrgico con estudios primarios va a hacerlo", les respondió.

Moro, el magistrado que interrogará a Lula, es considerado por parte de los brasileños como un héroe nacional por su lucha contra la corrupción política, pero el Partido de los Trabajadores (PT) del exlíder lo califica de parcial y cree que lleva a cabo una "caza de brujas" contra el expresidente para inhabilitarlo políticamente.

"Si un día cometí un error, no quiero ser juzgado sólo por la Justicia; quiero ser juzgado por el pueblo brasileño".

También se instaló un dispositivo de seguridad, con la presencia de unos tres mil agentes (entre policía municipal, regional y federal), de los que mil 700 eran policías militarizados que establecieron un perímetro de seguridad alrededor del tribunal.

El expresidente podría llegar a ser investigado en otros seis procesos más, según solicitó la Corte Suprema con base en las delaciones de 77 ex directivos de Odebrecht que se sumaron a un acuerdo de colaboración judicial en el marco del escándalo de corrupción que salpica a la constructora.