Lunes, 19 Noviembre, 2018


Estados Unidos teme por Hawaii — Corea del Norte

Orlondo Matamoros | Abril 29, 2017, 00:39

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur dijo que algunos elementos del sistema THAAD fueron trasladados al sitio de despliegue en lo que fue un campo de golf en el condado de Seongju, en el sur del país.

Washington y Seúl anunciaron el inicio del despliegue antimisiles el 7 de marzo, bajo el argumento de que permitirá luchar contra la amenaza de los misiles balísticos norcoreanos de corto y mediano alcance durante la fase terminal de su vuelo.

El acuerdo para la instalación ocurrió en julio de 2016, entre Estados Unidos y el Gobierno de la destituida presidenta surcoreana Park Geun-hye.

Sin embargo el principal opositor al dispositivo bélico es China, que considera que el despliegue del escudo va a provocar nuevos desequilibrios en la región por la posibilidad de que desde ese dispositivo se pueda hacer inteligencia sobre las comunicaciones chinas.

"No ayuda de ninguna manera a la desnuclearización de la península coreana ni a la paz y estabilidad regional".

China ve amenazados sus intereses de seguridad por el THAAD, porque el sistema de advertencia temprana también podría registrar el potencial misilístico de Pekín y afectar sus estrategias, informó DPA.

"Es evidente que las opciones militares que empiezan a mencionarse públicamente acarrearán consecuencias catastróficas para la península de Corea y el nordeste de Asia en general" consideró el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, durante una Conferencia de Seguridad realizada hoy en Moscú.

De hecho, Beijing eligió hoy -justo cuando comenzó la instalación del escudo-, para presentar en sociedad su primer portaaviones de construcción propia.

Corea del Sur, Japón y Estados Unidos quieren promover nuevas medidas contra Corea del Norte, en particular buscarán prohibir que venda sus derechos de pesca, como parte de un nuevo paquete de sanciones que se activaría para castigar al país asiático si realiza otra prueba nuclear.

Los ejércitos Estadounidenses en Corea del Sur, no han emitido ninguna comunicación al respecto. La prensa oficial de Corea del Norte reportó la mañana del miércoles que el líder Kim Jong-un observó en persona los ejercicios militares, entre los que se reporta se incluyeron ataques con torpedos de submarino hacia falsos buques enemigos "mientras que los aviones de combate y bombarderos volaron a nivel de mar para arrojar bombas a sus objetivos", destacó la Agencia de Noticias Korean Central.

En total, unos 30 helicópteros de guerra, 90 tanques y vehículos acorazados, una treintena de cazas y unos 2 mil soldados de ambos bandos participaron en los ejercicios.