Viernes, 24 Noviembre, 2017


Retiene Corea del Norte a malayos

Kim Jong-nam hermanastro del presidente norcoreano Kim Jong-un quien fue asesinado en Malasia Kim Jong-nam hermanastro del presidente norcoreano Kim Jong-un quien fue asesinado en Malasia
Orlondo Matamoros | Marcha 18, 2017, 06:19

La amarga disputa diplomática entre Corea del Norte y Malasia en torno a la muerte por envenenamiento del medio hermano del líder Kim Jong Un creció dramáticamente el martes, al afirmar Pyongyang que le prohibió a los malasios salir de territorio norcoreano.

"Condenamos de la forma más contundente la decisión de Corea del Norte de impedir a ciudadanos malasios abandonar" territorio norcoreano, dijo Najib en un comunicado que lleva por título "el primer ministro llama a la inmediata liberación de todos los malasios".

Las tensiones entre Corea del Norte y Malasia desatadas tras la muerte del medio hermano del líder Kim Jong-un, Kim Jong-nam, siguen creciendo.

El primer ministro Najib Razak fustigó esta prohibición y ordenó una medida similar contra "todos los ciudadanos norcoreanos en Malasia".

Kang y el gobierno de la RPDC acusaron a la parte malasia en varias ocasiones de "coludirse con fuerzas hostiles" en su investigación sobre la muerte del hombre de la RPDC el 13 de febrero en Kuala Lumpur, y se rehusaron a confiar en la indagatoria.

En imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto, transmitidas por la televisión, se observa que ambas mujeres se acercan al corpulento Kim y al parecer le ponen un paño en la cara y enseguida salen corriendo.

Las autoridades malasias otorgaron al diplomático 48 horas para abandonar el país, plazo que vencerá el lunes a las 18.00 hora local (10.00 GMT).

Durante años, Pyongyang y Kuala Lumpur mantuvieron vínculos particularmente estrechos, que desmejoraron repentinamente tras el asesinato de Kim Jong-nam, quien fue atacado por dos mujeres que le aplicaron el temible agente nervioso VX.

Ante la ausencia de respuesta a esa petición, el ministro malasio de Exteriores, Naifah Aman, convocó el sábado al diplomático norcoreano pero Kang Chong declinó asistir a la cita.

Los Gobiernos de Estados Unidos y Corea del Sur han acusado al de Corea del Norte de haber organizado el asesinato de Kim Jong-nam.

El Gobierno de Malasia (que tenía un acuerdo recíproco de exención de visados con Corea del Norte) ha confirmado que once de sus ciudadanos se encuentran actualmente en el hermético estado estalinista, de los cuales tres son personal de la embajada, seis familiares y dos trabajadores de la ONU.

Ri Jong-chol, que fue liberado y deportado el viernes por falta de pruebas, aseguró que la Policía le había ofrecido una buena vida en Malasia a cambio de dar un falso testimonio.

La Policía malasia considera que las dos mujeres fueron reclutadas para cometer el asesinato por los cuatro norcoreanos buscados por las autoridades, mientras ellas alegan que fueron contratadas para gastar una broma a la víctima.