Miércoles, 20 Setiembre, 2017


Aseguran científicos que gran terremoto podría sacudir California

Aseguran científicos que gran terremoto podría sacudir California Aseguran científicos que gran terremoto podría sacudir California
Orlondo Matamoros | Marcha 18, 2017, 09:47

El estudio realizado por la Institución Scripps de Oceanografía de la Universidad de California, campus San Diego, revisó los segmentos de la falla entre Newport-Inglewood y Rose Canyon.

Como indica Kate Scharer, autora principal del estudio, ha habido una larga sequía de terremotos de gran escala en la falla meridional de San Andrés, que lentamente ha estado acumulando tensión mientras que la placa del Pacífico se mueve hacia el norte contra la placa Norteamericana.

"Es necesario seguir estudiando para mejorar la comprensión actual del riesgo y el potencial sacudimiento de tierra que se plantea en las zonas costeras urbanas de Tijuana a Los Ángeles de la falla NIRC".

Científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) alertaron en un estudio publicado hoy sobre la posibilidad de un movimiento telúrico a lo largo de la falla de San Andrés, en California.

"Este sistema está mayormente mar adentro pero nunca a más 6,4 kilómetros (cuatro millas) de San Diego, del condado Orange y de la costa del condado Los Ángeles", dijo Sahakian, según fue citada en un comunicado de prensa de la Unión Estadounidense de Geofísica.

La ruptura más reciente de la falla tectónica ocurrió en 1933 en Long Beach y originó un sismo de magnitud 6,4 en el que murieron 115 personas. Los investigadores analizaron cuatro segmentos de la falla -conocidos como "stepovers"- y encontraron que las desconexiones no eran lo suficientemente amplias para evitar que toda la sección costa afuera de la falla se rompiera.

La tierra a cada lado de la falla ha estado empujando a la otra a una tasa de más de 1 pulgada al año desde 1857, por lo que según investigadores, la acumulación de energía sísmica será repentinamente liberada en un terremoto de gran magnitud, por lo que Scharer considera que: "Esa cantidad de acumulación de energía se liberará en el futuro en una ruptura de gran magnitud en algún lugar a lo largo de la falla de San Andrés".

El extremo sur también muestra evidencia de un evento hace aproximadamente 400 años, aunque hay poca actividad significativa en los 5.000 años que preceden a ella. Fue aceptada para su publicación en la American Geophysical Union Journal of Geophysical Research.