Viernes, 22 Setiembre, 2017


Donald Trump se pronuncia sobre supuesto hackeo ruso a elecciones

El jefe de la Inteligencia Nacional
Orlondo Matamoros | Enero 06, 2017, 09:24

En un fuerte desafío a la posición del presidente electo Donald Trump, responsables del espionaje estadounidense reafirmaron este jueves ante el Senado que altos funcionarios rusos autorizaron el hackeo informático para interferir en las elecciones presidenciales de noviembre.

"Hemos llegado a la conclusión de que únicamente los más altos dirigentes rusos pudieron autorizar el reciente robo y divulgación de datos relacionados con las elecciones", apuntaron tres jefes de inteligencia en su testimonio.

Los personeros que presentaron un testimonio escrito ante la Comisión de Servicios Armados del Senado son James Clapper, director de Inteligencia Nacional, Marcel Lettre, el subsecretario de Defensa para Asuntos de Inteligencia, y el almirante Michael Rogers, jefe del Comando de Ciber Seguridad.

Consultado sobre si la interferencia cibernética en el período electoral podía ser considerado un 'acto de guerra', Clapper dijo que ello constituye "una pesada decisión política", pero añadió que en su visión fue una iniciativa de "gran gravedad".

Los jefes de organismos de Inteligencia de Estados Unidos dijeron este jueves que creen que altos funcionarios del gobierno de Rusia estuvieron detrás de la piratería informática y la filtración de correos electrónicos del Partido Demócrata durante el proceso electoral de Estados Unidos.

Las relaciones entre Washington y Pekín se habían vuelto sumamente tensas en 2014 a raíz de las denuncias estadunidenses por ataques y pirateo informático chino.

Informalmente, al titular de DNI se le conoce como el "espía en jefe" del aparato de inteligencia de Estados Unidos, toda vez que supervisa las actividades de todas las agencias que integran el sistema de espionaje del país.

"Como siempre digo, personas que viven en casas de vidrio deben pensar antes de arrojar piedras". Clapper dijo que el ciberataque no cambió ningún número en los votos.

Incluso, el presidente Barack Obama recibió una copia del documento este día y oficiales de inteligencia se reunirán con Trump el viernes 6 para discutir el informe.

El presidente electo siempre rechazó esta hipótesis de espionaje internacional y ayer reivindicó la versión lanzada por Julian Assange, el director de Wikileaks.

Poco antes, el presidente electo anunció que la reunión tendría lugar a principios de esta semana.