Martes, 13 Noviembre, 2018


'No hay pruebas sobre espionaje ruso en presidenciales de EEUU'

Orlondo Matamoros | Diciembre 30, 2016, 12:33

En tanto, EU expulsó este jueves a 35 funcionarios rusos presentes en el país y cerró las instalaciones de Rusia en Maryland y Nueva York, en respuesta a una campaña de acoso por parte del Kremlin contra diplomáticos estadounidenses en Moscú, informó a Reuters un alto funcionario estadounidense en condición de anonimato.

Además ordenó la expulsión de 35 diplomáticos rusos y les dio 72 horas para abandonar el país tras haberlos nombrado "personas non gratas".

Funcionarios de la Casa Blanca tratan de "acomodar" estas sanciones a la Orden Ejecutiva que firmó el presidente Obama en el año 2015 en la cual se castigaba a agentes extranjeros que realizaran ataques cibernéticos que buscaran poner en riesgo la seguridad nacional así como la estabilidad financiera de Estados Unidos.

Agencias de inteligencia estadounidenses coinciden en que Rusia interfirió en los comicios con ataques informáticos contra el Partido Demócrata y la campaña de Hillary Clinton para ayudar a la elección de Trump.

Las sanciones económicas que implican la congelación de bienes afectan a dos de las principales agencias de inteligencia rusas: el Departamento Central de Inteligencia (militar, GRU por su acrónimo en ruso) y al Servicio Federal de Seguridad (seguridad nacional, FSB), así como a cuatro cargos directivos del primero.

"Estas acciones se dan tras una serie de advertencias al gobierno ruso en público y en privado, y son una respuesta necesaria y apropiada a los esfuerzos para dañar los intereses estadounidenses en violación de las normas internacionales de comportamiento establecidas", dijo Obama en un comunicado.

La tirante relación entre Obama y Putin sufre un nuevo sobresalto. Por eso, recientemente, cuando el gobierno de Obama acusó al gobierno ruso de ser el presunto autor intelectual y material del hackeo, y de haber filtrado los emails a Wikileaks, argumentó que el Kremlin lo hizo para beneficiar al candidato republicano y abierto simpatizante del presidente Putin, Donald Trump.

Debido a esta acciones, Rusia respondió rápidamente explicando que responderán a cualquier acción hostil de parte de los Estados Unidos en torno a la acusación de hackeo durante la elección de 2016, de acuerdo con el representante oficial del ministerio ruso. Rechazo ruso Obama advirtió a los estadounidenses y sus aliados en el mundo sobre las acciones de Rusia.

"Creo que tenemos que seguir con nuestras vidas". Toda la era de las computadoras ha hecho que ya nadie sepa lo que está pasando. Rusia ha negado las acusaciones.

En una declaración que hizo anoche, el presidente Obama sutilmente apuntó contra la renuencia de Trump a hablar sobre el involucramiento ruso. "Esas actividades tienen consecuencias”, dijo".